4 lugares históricos de visita obligatoria en Francia


Si te gusta la historia probablemente sabes que uno de los lugares con más rincones históricos y arquitectura clásica es Francia. Eso se da por la importancia que el país siempre tuvo ante todo el resto del mundo, con su cultura, arquitectura y movimientos sociales llegando a otros territorios y transformándose en parte importantísima para la formación de la sociedad como la conocemos en los días actuales. Sin dudas en Francia debes conocer sus castillos, sus jardines, sus plazas y mucho otros rincones, pero si fuéramos escoger cuatro de los lugares históricos de Francia y que te dan una sensación de vuelta al pasado, esa es la lista:  


1. Torre Eiffel, París


Sin dudas no podríamos empezar nuestra lista por otro lugar que no sea la imponente torre Eiffel. Situada en la orilla del río Sena, quizá la torre Eiffel sea el monumento turístico más buscado y visitado en todo el mundo, ya que aproximadamente 7,1 millones de personas van hacia París todos los años solamente para admirarla.

Inaugurada en el año de 1889, posee 324 metros desde la base hasta la antena que tiene arriba. A lo largo de 41 años fue la construcción más alta del mundo y hasta los días actuales sigue siendo la construcción más alta de París. Es un edificio imponente y repleto de historia a lo largo de su existencia.

2. Museo de Louvre, París


Fundado en 1793, el museo es considerado por muchos entusiastas del arte como el mejor museo de todos. Él también tiene una representación histórica, ya que marcó un movimiento revolucionario de la democracia francesa cuando abrieron las puertas a las colecciones privadas de la burguesía, de la familia real y de la iglesia de Francia. Es el museo más visitado del mundo y, sin embargo, sostiene las más famosas obras al largo de la historia de la humanidad, como la Monalisa, de Da Vinci. De su acervo de 300.000 obras, solamente 75.000 son expuestas.

3. Puerto Viejo y Centro Histórico de Marsella, Marsella


El puerto viejo de Marsella es sin ninguna duda uno de los rincones más bellos de toda Francia. Como siempre fue una ciudad litoraleña, el puerto fue esencial para el crecimiento económico no solamente de Marsella sino de toda Francia. En ese puerto también se encuentra el centro histórico de la ciudad, lo que transforma la vista bellísima y llena de historia en un lugar perfecto para visitar y conocer más sobre. Es sin dudas una visita imprescindible si estas de viaje en Francia.

4. Arco de Triunfo, París


Construido en la primera mitad del siglo XIX por Napoleón para saludar la victoria en la batalla de Austerlitz, el Arco de triunfo de París es uno de los puntos más bellos, más importantes y visitados y que te da una de las mejores miradas de la capital francesa. Tiene 50 metros de altura, que te permiten una gran mirada si subes sus escalones. También en su interior sostiene un museo de homenaje a los soldados muertos sin identificación y que perdieron sus vidas batallando por Francia, lo que llena de orgullo a todos los franceses.