4 razones para visitar Uruguay al menos una vez en tu vida


Ubicado entre Brasil y Argentina, con un fardo cultural e histórico riquísimo y que no queda atrás de ningún otro país sudamericano, Uruguay es seguramente uno de los mejores destinos en el mundo para un buen viaje de vacaciones. Acá encontrarás tranquilidad, vida nocturna, naturaleza, urbanización, buena comida… ¡Todo! Si todavía no conoces Uruguay, acá dejamos una lista de cosas que seguramente te harán cambiar de pensamiento: 


1. Centenas de playas


Con una gran porción de cuesta que rodea el territorio uruguayo, las playas se hacen uno de los destinos favoritos de los turistas y también de los locales en Uruguay. Desde playas calmas y perfectas para buceos tranquilos hasta playas más radicales y perfectas para la platica del surf, encontrarás muchísimas opciones de playa. Elige la que más te gusta y sale a disfrutar. ¡Seguramente te vas a encantar!

2. La gastronomía inigualable


La gastronomía de Uruguay, así como de sus hermanos Argentina y el sur de Brasil se destaca mucho por su sabor magnífico y memorable. En Montevideo puedes probar comida buena, desde cosas leves como un dulce de leche o alfajores o comidas más elaboradas como un asado, tortas fritas o chivito si quieres algo que te llenen más pero tan sabroso e inolvidable como.

3. Turismo histórico


Si haces un paseo a pie en la mayoría de las ciudades uruguayas seguramente no tardarás a encontrar diversas construcciones históricas que te hacen sentir en el siglo pasado o más. En su historia colonial, Uruguay fue dominado tanto por portugueses como por españoles, factor que hizo que el país conviviera con una mezcla de esas dos culturas en conjunto y consecuentemente tuviera mucha, pero mucha cultura en sus costumbres.

4. Pasión por el futbol


Los uruguayos respiran futbol. Si te gustas mínimamente el fútbol, de seguro no puedes dejar de visitar al estadio Centenario en Montevideo y mirar al menos un partido durante tu estadía en la capital uruguaya. Fue inaugurado exclusivamente para la Copa del Mundo de 1930, que fue la primera de la historia y que consagró Uruguay como el primer campeón mundial.

Construido únicamente por trabajadores inmigrantes en un periodo de solo 9 meses, desde su inauguración siempre fue considerado uno de los estadios más importantes y eso se debe a la calidad y el desarrollo deportivo del fútbol en Sudamérica y en todo el mundo. Su capacidad es de 60.235 personas y en 1983 se tornó el primero y único estadio hasta hoy nombrado monumento histórico del fútbol mundial.