5 ciudades tan bellas que hacen de Portugal un destino imprescindible


Portugal es el país más occidental de Europa, y tiene una importancia histórica y cultural a nivel mundial impresionante. Ya fue el país más poderoso del mundo, y por esa razón hasta hoy alberga muchos sitios históricos y museos y rincones que no encontrarás igual en ningún otro lugar del planeta. Las ciudadelas de Portugal pueden hacerte sentir en siglos pasados, y eso es encantador. Si todavía no estas convencido, abajo dejamos algunas de las mejores ciudades de Portugal, que seguramente te darán ganas de conocerlas:  


1. Lisboa


Una de las capitales más antiguas de Europa, capital del Imperio Portugués y que ya llegó a ser la ciudad más poderosa del mundo en la antigüedad… Con todo este fardo, Lisboa se hace una de las ciudades más importantes del mundo desde siempre. Con una arquitectura clásica histórica y una gente que te hace sentir en casa a todo momento, Lisboa es sin sombra de dudas, uno de los mejores destinos turísticos y culturales del mundo.

2. Oporto


Elegida como una de las mejores ciudades de Europa para vivir, Oporto es una ciudad conocida por sus puentes sobre el río Duero y también por su famoso vino y el calor de la gente. Es una ciudad pequeña y encantadora que se recorre fácilmente en un fin de semana y que, además, no tiene nada que envidiar a su vecina Lisboa. Un paseo por la Ribeira al atardecer, ver la puesta de sol desde el puente Luis I, perderse por el Mercado do Bolhão… Estas son solo algunas cosas de las muchas que puedes hacer en Oporto.

3. Benagil


La playa de Benagil está situada en el Algarve, en el extremo sur de Portugal. Conocida por su belleza natural encantadora, esa playa te ofrece lo que quiera, desde buceos con animales en el mar hasta buceos con la familia en una gruta… Allá una cosa es segura: siempre, no importa cual mes del año estás, encontrarás mucho sol, una arena clara y dulce y aguas transparentes y cristalinas.

4. Sintra


Sintra está situada entre las colinas cubiertas de pinos de la Serra de Sintra, una región que oculta palacios maravillosos y extravagantes mansiones. La región es tan bella que fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1995. En Sintra hay un palacio medieval, las ruinas de un castillo árabe, buena cantidad de magníficas villas y el Palacio de Pena, uno de los edificios más bonitos de Portugal.