5 lugares que no puedes dejar de visitar si vas a Brasil.


Ubicado en Sudamérica y de tamaño continental, ese país tropical y sabroso seguramente, si aún no está en tu lista de viajes, va quedar. ¡Abajo dejamos los 5 lugares que no podés dejar de visitar ahí! 


 1. Cristo de Corcovado y pan de azúcar, Río de Janeiro: 


Con más de seis millones de habitantes, Río de Janeiro es la segunda capital más poblada de Brasil. En esta gran urbe hay dos lugares imprescindibles si buscas vistas de postal. El primero es el cerro del Corcovado, a 710 m de altura. En su cima está la inmensa estatua del Cristo Redentor que, con los brazos abiertos, te da la bienvenida (para llegar hasta allí coge un tren que sale cada media hora). Con su belleza exuberante, está ubicado también entre las 7 maravillas del mundo moderno. El segundo es el icónico Pan de Azúcar, el famoso cerro situado en la boca de la bahía Guanabara a 336 metros sobre el mar. La subida en teleférico acristalado es una experiencia absolutamente increíble, sobre todo en la puesta de sol. De ahí arriba podéis mirar casi toda la ciudad del Río de Janeiro, y sin duda te queda una vista inolvidable.

2. Salvador, Bahía:


Primera capital del Brasil colonial, Salvador es cautivante. Por su gigantesca historia, hoy en día es reconocidamente un importante centro económico del estado, un puerto exportador importantísimo, un centro industrial, administrativo y turístico, además de ser referencia en cuestiones de gastronomía, música y arquitectura, razones por la cual la ciudad alberga diversas universidades y hasta una base naval de la Marina de Brasil. Otro dato curioso es que, por ser la ciudad más importante del Brasil colonial, hasta hoy en día es la metrópolis con más negros fuera de África, con aproximadamente 79% de la población compuesta por gente con ascendencia africana.

Pero lo que más atrae a los turistas son sus playas de las más bellas del mundo y su arquitectura colonial que parece intacta en los últimos 300 años, como por ejemplo el Pelourinho, un patrimonio mundial por la UNESCO. Si caminas por ese famoso punto vas a pensar que volviste al siglo XVIII.

3. Arraial do Cabo, Río de Janeiro:


Conocida por tener en su territorio algunas de las más bellas playas del país, Arraial do Cabo fue una de las primeras ciudades de Brasil, con su fundación en 1503, pero solamente se tornó un municipio en 1085, cuando se desmembró de Cabo Frio. El lema de la ciudad es “onde o sol passa o inverno", o sea, donde se queda el sol en el invierno… ¿Ni necesitamos hablar que allá casi no hace frío, cierto? La menor temperatura registrada ahí sucedió hace poco tiempo, en 2007, cuando los termómetros marcaron increíbles 12,9°C… ¿Qué frío, no?

Las playas de Arraial son hechas con colinas boscosas, clima ideal, arena blanquísima y el agua aún más, casi transparente… Todo eso trae una belleza inexplicable junto con una sensación indescriptible de bienestar.

4. Bonito, Mato Grosso do Sul:


Ubicado en el Pantanal, ese pequeño paraíso es reconocido como uno de los mejores lugares para la plática del ecoturismo en todo el mundo. En ese aspecto, allá puedes encontrar todo lo que quiera, como paisajes naturales, ríos con aguas literalmente transparentes, cascadas gigantes, bellas grutas, muchas cavernas, altas colinas, entre otras cosas que uno busca cuando hace el ecoturismo.

Además de eso, tiene una fauna y flora realmente impresionante, con más o menos 4.000 variantes apenas de flores… Eso es inimaginable hasta que uno esté ahí. También se cree que, solamente en los ríos, haya más de 2.000 especies de pez y otros tipos de vida marina. Por estar lejos de cualquier punto urbano, como San Pablo o Río de Janeiro, preserva una vida y naturaleza que, en los días de hoy, es raro de encontrar o conocer.

5. São Paulo, São Paulo:


La mayor ciudad no solamente de Brasil como de todo hemisferio sur no podría quedarse afuera de la lista… En São Paulo usted encuentra todo lo que necesita. ¡TODO LO QUE NECESITAS, LITERALMENTE!

Esa megalópolis de casi 22 millones de habitantes es el motor del país sino de toda Sudamérica, y es, junto con el estado homónimo, responsable por el 32% del PIB de toda la nación… ¡¡realmente impresionante!!