Bélgica y sus maravillosas ciudades de cuento de hadas


Uno de los menores países de Europa pero también sin dudas uno de los más bonitos, Bélgica se ubica entre Francia, Alemania y Países Bajos, y lo garantimos que no tiene nada que envidiar a sus vecinos en cuestiones históricas, culturales y arquitectónicas. Conoces a Bélgica, uno de los países más bonitos del mundo: 


1. Bruselas


Sin dudas la capital de Bélgica no podría faltar en esta lista. Además de ser la capital belga, Bruselas también es la capital política de la unión europea. Esta hermosísima ciudad de paseos tranquilos, muchos museos de distintos temas, parques bien cuidados y con mucho verde e incontables edificios históricos y absolutamente magníficos tiene en la Grand Place la gran joya turística de la ciudad, lo que la hace un postal no solamente de Bruselas sino de toda Bélgica.

2. Brujas


Brujas es una de aquellas ciudades que parecen que acabó de salir de alguna película o algo así… Todo aquí es esplendoroso y la impresionante conservación de sus construcciones del periodo medieval la transformaron en patrimonio de la humanidad por UNESCO y la pusieron en la lista de lugares obligatorios que visitar en Bélgica. Es indescriptible la sensación de caminar por sus calles empedradas y canales rodeados de antiguos edificios construidos con la arquitectura típica flamenca, con muchos ladrillos y fachadas llenas de colores.

3. Gante


En la ciudad que vio nacer al emperador Carlos I es mucho más que un enclave hermoso con una arquitectura capaz de enamorar al más exigente de los visitantes... Universitaria, elegante y siempre animada, Gante es también un hervidero cultural repleto de museos, conciertos y fiestas y uno de los lugares que tienes que ver en Bélgica sí o sí.

4. Lovaina


Lovaina es una ciudad universitaria en que se respira el ambiente estudiantil en cada rincón, todos los días del año. Muchos dicen que el ayuntamiento histórico de la ciudad de Lovaina es el más bonito del mundo, que por si solo hace que la visita hasta Lovaina valga la pena.