Bellezas de Eslovenia que te dejarán apasionado


Aunque Eslovenia no sea uno de los países más conocidos por los turistas internacionalmente, seguramente es uno de los más bellos que podrás encontrar. Sus paisajes están llenos de verde, mucha historia y hasta playas de agua transparente y arena cristalina. Sin dudas si visitas a este pequeñito país de la región de los Balcanes te quedarás encantado y seguramente vas a querer volver. Abajo dejamos algunos de los muchos paisajes encantadoras de esa joya del adriático: 


1. Castillo de Predjama


Este impresionante castillo de más de 800 años está construido literalmente al borde de un precipicio de más de 120 metros de altura y se construyó justo en la entrada de una enorme cueva. Es el típico castillo medieval, tanto que anualmente hay la fiesta de costumbres y torneos medievales, donde caballeros se enfrentan, danzan las músicas de la época y hacen comida típica, todo eso con las ropas que solían utilizar la gente que vivió en ese periodo. El castillo y la gente de la villa hacen cuestión de mantener vivas las tradiciones de los antepasados, y si visitas el castillo por dentro, puedes encontrar cuartos intactos, con ropas y armaduras que las personas utilizaban en el día a día y que nos da una dimensión de cómo se vivía la vida.

2. Lago Bled


Bled es la cabeza del turismo en el país y es de aquellos sitios que debes visitar sí o sí, literalmente parece que todo ahí acabó de salir de un cuento de hadas. En general La gente viaja hacia aquí para disfrutar de las vistas increíbles del lago con una iglesia que te saca el aire ubicada en un islote. Más allá, puedes ver el castillo gótico de Bled, que está al borde de un acantilado. Es una ciudad perfecta si lo que quieres son unas vacaciones activas e inolvidables, ya que es ideal para hacer rutas en bicicleta, ir en canoa y hacer algo de senderismo, pero sin dejar de lado las vistas que seguramente no encontrarás igual.

3. Ljubljana


Aunque Eslovenia se destaca por su naturaleza y espacios verdes, un viaje por este país seguramente no estará completo sin visitar a la capital, Ljubjana. Pequeña a los padrones internacionales de capital europea, la ciudad es elegante, tranquila y tiene un charme único. Ofrece diversas opciones de paseos, como el castillo, que literalmente domina y se impone a la ciudad de arriba de una colina en el centro; o la Plaza Prešeren, con su curiosa y única arquitectura, por ejemplo.

4. Piran


La preciosa ciudad costera de Piran está ubicada a las orillas del mar Adriático. Las pequeñas calles de la ciudad están llenas de arquitectura clásica veneciana y mucha historia preservada. Este es, sin dudas, un grande lugar para disfrutar de una calmaría playera, descansar a orillas del mar y saborear la rica gastronomía del Mediterráneo con la comida clásica hecha por los locales.