China como nunca la imaginó


Uno de los países más influentes en la actualidad, China se destaca por su tecnología y trabajos manufacturados. Pero lo que quizá no sepa es que China siempre se destacó, desde los tiempos de los romanos, con la ruta de la seda, hasta los períodos de los grandes imperios del extremo oriente, donde vivió unos mil años entre algunas dinastías que comandaban todo y que solo dejaron el control y permitieron que se criara una república popular en el medio del siglo XX. Toda esa historia seguramente dejó huellas que valen muchísimo la pena conocer, y si piensas en irte a China y no tienes idea de por dónde empezar, abajo dejamos algunos consejos que te pueden clarear la mente: 


1. Ciudad Prohibida – Pekín


Durante más de 500 años este palacio y su fortificación fueron la residencia real de los emperadores y sus familias. La arquitectura es simplemente maravillosa y en el interior hay unas bellas obras de arte, jardines y claro, muchísimo lujo. La construcción es tan imponente que si la visitas seguramente te sentirás como un miembro de la familia real china de siglos atrás.

2. Guerreros de Terracota – Xi’An


Esta impresionante genialidad arquitectónica está hecha de estatuas y representaciones en tamaño real de más de 8.000 soldados y caballos que fueron literalmente copiados del ejército del primer imperador de la historia de China, el señor Qin Shi Huang. Está fechada en el año de 210 a.C., y el hizo esta construcción para su tumba, ya que quería que sus hombres y su guardia real lo defendiesen en vida, pero también en su vida después de la muerte.

3. Gran Buda – Leshan


Sentado en las rocas como si fuera un vigilante de la confluencia de tres de los ríos más importantes de China, el gran Buda de Leshan es el mayor Buda hecho en piedra del mundo entero. Esa belleza arquitectónica fue esculpida con la intención de amansar las aguas de estos ríos para hacerlo más navegable, cosa que sucedió, aunque parece que no por los dones del Buda sino por los restos de piedra que al quitar de la montaña se iban cayendo a las aguas. Lo que importa es que esta construcción es absolutamente impresionante y seguramente vale la pena conocerla si tienes la oportunidad de ir hasta Leshan.

4. Fenghuang – Hunan


Si te gusta la historia del imperio y de las dinastías chinas, seguramente el mejor lugar del país para que visites es la ciudad de Fenghuang, en el distrito de Hunan. Este poblado un poco lejos de los grandes centros industriales por los que se caracterizó China en los últimos años es la ciudad antigua mejor conservada de todo el país, y aquí literalmente te sentirás en el siglo XIII o XV, todo se quedó parado en el tiempo. Seguramente es una ciudad imprescindible de visitar si quieres conocer China.