La pequeña y encantadora Irlanda del Norte


Seguramente si buscas un país tranquilo, lleno de historia y con una vida social atractiva, debes considerar Irlanda del Norte como tu posible destino… En este pequeñito país de la Gran Bretaña te ofrece una jornada increíble y llena de historias que llevaras para toda tu vida. Vea abajo 4 de los incontables paseos que este país te ofrece: 


1. Conocer la capital, Belfast


Belfast, la capital de Irlanda del Norte, es una ciudad que ha renacido después de largos años de conflictos armados y disturbios entre los partidarios de la independencia y los unionistas, hasta convertirse en un lugar tranquilo y lleno de atractivos para los locales y para los turistas. El centro de la ciudad ofrece inúmeros pubs tradicionales, restaurantes y bares para todos los gustos y museos que te presentan la linda historia norirlandesa.

2. Ya que estás en la capital, ir al castillo de Belfast


El castillo de Belfast es una belleza y retrata muy bien la capital norirlandesa. No es tan grande como otros castillos de Europa, es pequeño, lujoso, con muchos detalles y elegancia y trae un aire más calmo, tal como la ciudad. También está situado en una altitud que permite que tengas unas vistas inolvidables de la ciudad. Fue construido en 1870 por el Marqués de Donegal a unos 6km del centro de la ciudad, y seguramente vale la visita para conocer sus lujosos salones y su elegante arquitectura.

3. Ir a la Isla Rathlin


Si estas en Irlanda del Norte, seguramente la Isla Rathlin es uno de los mejores lugares que puedes visitar. ¡Allá la naturaleza impresiona! Se trata de una pequeña isla, completamente verde y con acantilados tallados a golpe de agua y viento, donde la vida transcurre a otro ritmo. Seguramente es uno de los lugares que más te transmitirán paz y descanso en tu viaje.

4. Conocer el Astillero Harland and Wolf, donde se construyó el famoso Titanic


Aquí en este famoso astillero fue donde se construyó, entre los años de 1909 y 1912, el mayor y más lujoso barco del mundo en la época, el famoso Titanic. Pero en su primer viaje, desde el Reino Unido hasta Nueva York, se chocó con un iceberg y el resto de la historia todos conocen…