Los encantos de Tailandia


Sin dudas Tailandia es uno de los países más paradisíacos y únicos en el mundo, y también es de aquellos pocos países que consiguen literalmente ofrecer todo al turista. Desde playas de ensueño y buceos salvajes en las aguas cristalinas de la costa hasta un día en una megalópolis disfrutando de la buena gente, gastronomía y cultura local. Sin dudas si tienes la oportunidad, merece tu visita, y abajo dejamos cuatro de los muchos paseos posibles en esta joya de Asia: 


• Conocer la capital, Bangkok


Bangkok es una de las ciudades más increíbles del Sudeste Asiático y también una de las más religiosas. Parece que todo en la capital de Tailandia es dedicado a Buda. Puedes encontrar estatuas religiosas en todas partes, sean pequeñas y discretas en tiendas y restaurantes o inmensas y notables, como las del Wat Pho o Wat Traimit. Sin dudas es una ciudad única e inolvidable, que seguramente te vas a encantar cuando la visites.

• Pasar unos días en las playas paradisiacas del país


Creo que es de acuerdo de todos que algunas de las playas más bellas del mundo se encuentran en la costa de Tailandia y en sus miles de islas con arena cristalina y agua transparente. Son lugares que te rellenan la energía vital y te hacen sentir muy bien. Puedes bucear, quedar el día en el sol extremamente agradable o disfrutar de unos buenos drinks mientras te enamoras de la vista.

• Ya que conociste la capital, visitar al Gran Palacio de Bangkok


El gran palacio de Bangkok es sin dudas el lugar más famoso de Tailandia y uno de los palacios más bonitos del mundo. Aquí, además de solamente un palacio, también hay un templo dedicado a Buda, lo que lo hace aún más especial. Este extenso complejo de edificios fue residencia oficial del rey de Tailandia desde el siglo XVIII hasta mediados del siglo XX. Tiene una historia y una energía que te harán sentir muy bien, y es uno de los lugares qué si tienes la oportunidad, lo debes visitar.

• Conocer el norte de Tailandia, un paraíso casi intocable


Sus templos, su pasado histórico, y su naturaleza te hacen sentir en un paraíso. Allá, además de la naturaleza realmente sorprendente y encantadora, podrás encontrar etnias que preservan su propria cultura, historia y estilo de vida al pasar de los años. Seguramente si vas a conocer los pueblos del norte de Tailandia saldrá sorpresa y encantado.