Monumentos religiosos en Kiev que lo convertirán en tu mejor viaje


Capital del antiguo imperio eslavo, ciudad cuna de la cultura rusa, croata, polaca y muchas otras, o sea, de todas las culturas eslavas. Kiev trae en su aire una historia espectacular, y esa historia se percibe cuando miras las obras religiosas simplemente increíbles que se construyen en la ciudad más importante en la época y hasta hoy una de las más importantes del este europeo, esa es Kiev, y abajo dejamos cuatro de sus mejores monumentos religiosos que seguramente van a impresionar: 


1. Mikhailovsky


También conocida como el Monasterio de San Miguel de las Cúpulas Doradas, es parada obligada si vas a visitar Kiev. Su origen se remonta al siglo XI y genera hasta los días actuales algunas discusiones sobre su estilo arquitectónico, para algunos es del estilo neoclásico ucraniano y para otros es de barroco ucraniano.

Sea cual sea su estilo arquitectónico, ¡Si tienes la oportunidad, no dejes de visitarla!

2. Iglesia de Saint Andrews


La iglesia de San Andrés es de mediados del siglo XVIII y en típico barroco de la Rusia Imperial, construida por un arquitecto italiano. Está en una colina dominando el histórico barrio de Podil.

También tiene más y más cúpulas doradas, como es clásico del estilo antiguo soviético y extremadamente bello.

3. Pechersk Lavra


Pechersk Lavra, también conocida como el Monasterio de las Cuevas, es una de las iglesias más bellas y simbólicas de toda Europa. El inicio de su existencia se data en el año de 1051, durante el reinado de Yaroslav “el Sabio". Es el monasterio más antiguo de Ucrania y uno de los lugares santos de la religión ortodoxa oriental. En 1990 fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco, junto con la Catedral de Santa Sofía, que hablaremos abajo.

4. Santa Sofia


Esta catedral se construyó en 1057 y fue hecha con la idea de rivalizar con la Catedral Hagia de Constantinopla. Además de seguirse el culto ortodoxo griego es donde antiguamente se coronaban reyes, se hacían consejos de Estado y asambleas. También fue la sede de la primera biblioteca de Ucrania y una de las primeras del este europeo. Su campanario tiene unos impresionantes 76 metros de altura, que permiten verla desde otros puntos de la ciudad, y en su interior se pueden admirar mosaicos y frescos maravillosos hechos a mano y con exclusividad para esta hermosura arquitectónica ucraniana.