Surinam: un paraíso desconocido


El Surinam es un país en Sudamérica, antigua colonia neerlandesa y está situado en la costa norte sudamericana, limitando al norte con el Océano Atlántico, al este con Guayana Francesa, al sur con Brasil y al oeste con Guyana, y es uno de los países más pequeños de América del Sur y el con menor población. Tal vez por eso tenga tantos encantos, ya que ahí se vive de una manera pacata y calma, transmitiendo la sensación de que volvimos a siglos pasados… Ese es el lifestyle surinamés, y si no conoces mucho a cerca de esta joya sudamericana, sus encantos te dejaran sin aliento. Vea abajo algunas razones para conocer esta maravilla:  


1. Visitar la catedral de San Pedro y San Pablo


Entre los montones de edificios pintorescos de la capital de Surinam, que es patrimonio de la humanidad por UNESCO, se destaca la catedral de San Pedro y San Pablo. Construida totalmente en madera, ya que en el momento de su construcción (a finales del siglo XIX) no existían las fábricas de ladrillo en el país, el edificio tiene una arquitectura bellísima y sus colores son aún más bellos, lo que le da un toque todo especial. Seguramente si visitas Paramaribo ese es uno de los lugares imprescindibles de conocer.

2. Saborear la rica gastronomía local


La diversidad es parte del encanto de Surinam y se expresa, no solo en la amplia variedad de culturas que conviven en el país, sino también en su flora y su fauna. El país alberga una cantidad considerable de parques de conservación, donde se puede observar algunas especies de animales y arboles de la amazonia original, lo que transforma Surinam en un paraíso para los que les gustan el contacto con la naturaleza.

3. Conocer la naturaleza surinamesa


La diversidad del país no queda solamente en la naturaleza o la gente. Como Surinam es un país multicultural, obviamente eso se refleja en su gastronomía. Ahí puedes saborear un delicioso pollo al cury con batatas hechas de manera típicamente sudamericana… O sea, esa junción de la cocina india con la indígena sudamericana es absolutamente increíble, o no la encontrarás en otro lugar como en Surinam. Y como esa junción hay muchas otras, o sea, si tienes la oportunidad de probar la cocina surinamesa, ¡hágalo sin pensar dos veces!