Te convencemos a conocer Bolivia en 4 pasos


Ubicada en Sudamérica, con casi todo su territorio en las cordilleras de los andes, con el único presidente indígena de todo el mundo, con una diversidad natural y cultural absolutamente lindo… Así podemos describir Bolivia, un país que sostiene uno de los paisajes más bonitos del continente americano, una diversidad de lenguas, culturas y pueblos que difícilmente encontrará en otro país, y lo mejor de todo, es un país hispánico y extremadamente barato en lo cotidiano… ¿Qué más necesitas para poner Bolivia como destino de tu próximo viaje? Abajo dejamos las 4 mejores razones que te convencerán: 


1. Los paisajes y la naturaleza


Sin dudas, si te gusta la naturaleza y los paisajes que te desconciertan, Bolivia es tu destino. El país está rodeado por cadenas montañosas de las Cordilleras de los Andes y en el territorio boliviano puedes encontrar de todo, como cerros y montañas, desiertos, junglas, lagunas…

Entre las opciones más famosas de aprovechar la naturaleza ahí están el Parque Nacional de Sajama, donde hay un adormecido volcán con 6.500 metros de altura y el pico más alto del país; el Salar de Uyuni, el mayor desierto de sal del mundo, donde el mineral forma octágonos perfectos y espejos de agua que proyectan la realidad invertida, y el Lago Titicaca, el lago más grande de Sudamérica y el navegable más grande de todo el mundo.

2. Diversidad de pueblos y culturas


Bolivia tiene el mayor porcentaje de indígenas en toda Sudamérica, de diferentes tribus, costumbres y culturas. Por este factor, las culturas indígenas siguen vivas en las ciudades bolivianas y se hace perceptible en las calles y en el día a día.

La diversidad es tan grande que el gobierno del país, que incluso se divide en 2 ciudades, implementó 36 idiomas como lenguas oficiales del país, entre ellos el español, el quechua, el aymará y el guaraní.

3. Costo de vida


Bolivia es de lejos el país más barato de Sudamérica. Por ahí absolutamente todo es muy barato… El hospedaje, las comidas, transporte, alojamiento, todo eso lo puedes disfrutar sin preocuparte con el presupuesto. Y algo que llama la atención es que, por mantener grande parte de su población en pequeñas y rurales ciudades, muchos de los comerciantes bolivianos hasta prefieren que los turistas hagan un cambio sin dinero envuelto pero con cambio de objetos, por ejemplo. Para los indígenas sí lo hacen de esta manera es más conveniente.

4. Deportes de aventura


Como decimos, en Bolivia hay casi todos los tipos de ecosistemas, factor que la pone como un destino perfecto para los adictos de los deportes aventureros. Ahí hay muchos senderos, de variados grados de dificultad, y lo mejor es que todos cuentan con un espectacular paisaje y con sorpresas que te dejaran encantado por el país. Desde las más fáciles hasta las más técnicas, una gran variedad de rutas que hacen que cualquier ser humano se impresione ante la exuberante belleza natural que rodea el país.